Salón Aristos

Uno de mis ídolos de todos los tiempos es Raphael. Lo ví por vez primera en el Teatro Ferrocarrilero hacia finales de los años 70. Mis tíos, Eulogio y Jorge eran seguidores del Divo de Linares y este programa lo encontré en casa de mi abuela, así que no dudo que hayan asistido a uno de estos shows.

En este programa impreso en una fina opalina mate se presenta una temporada de despedida de México del 12 al 21 de mayo. No se menciona el año, por desgracia, pero debe ser entre 1977 y 1979. En aquella época era común que los cantantes y baladistas del momento hicieran temporadas en hoteles y salones como el Aristos. Llama la atención el menú inspirado en canciones de Raphael incluidas en discos como Recital Hispanoamericano y otros clásicos.

Lamentablemente no aparece la dirección del lugar y no encontré mayores datos en internet. El crédito del que parece ser responsable de la impresión es de steel Engraving de México, s.a. (sic)

salon artstos01salon aristos 02salon aristos 03

La PUS ModErna y Manuel Ahumada

A manera de homenaje al poeta gráfico del abismo (si se me permite la expresión) muerto el día de ayer 3 de enero y recordando a la “revista de rock, crítica, cultura y humor” más importante de inicios de los años 90.

Hotel Paraíso es la obra que ilustra la portada del número 4 aparecido en la primavera del 92, en la primera página aparece otra ilustración del mismo Ahumada.

Este número contiene entre muchas otras cosas, un amplio fotoreportaje de la presentación en México de Mano Negra, una entrevista de Naief Yehya a Oxomaxoma, banda experimental, una breve historia del rock cubano a cargo de Olivia Pérez Tallet, Eric Splinter y Wendy Guerra. Imposible mencionar todo el contenido pero sin duda, es uno de los mejores números de esa mítica revista cultural.

El director de la revista es, como todos saben, Rogelio Villarreal y el logotipo de la revista de Onix Acevedo.

ImagenImagen Sigue leyendo

EZLN, 20 años

Trabajé de 1994 a 1997 en la Universidad Obrera de México como asistente de Difusión Cultural. Ahí tuve a mi cargo cubrir casi todas las marchas que tuvieran que ver con sindicatos y movimientos sociales, o sea, todas. Sobra mencionar cuántas marchas a propósito del movimiento zapatista registré. Sobre todo recuerdo aquellas que se organizaron rápidamente en 1995 para pedir a Zedillo que cesara en su intento de capturar al Sub-Marcos y cía.

Esta foto de la Comandante Ramona la tomé en un mitin en Ciudad Universitaria, en D.F. Supongo que es del año 1997 cuando la salida de los 1, 111 zapatistas a Ciudad de México.

Imagen:

Foto: Carlo Bernal

1er Festival Internacional y Foro por los Derechos Humanos

Querétaro, México. Octubre 24, 25 y 26, 1986.

Hoy 17 de enero se cumplen 24 años de la muerte de Alfredo Zitarrosa, gran cantor y compositor uruguayo que participó en este importante festival del que es necesario hacer un post aparte. Ayer reencontré este programa general en un lugar donde no se me ocurrió buscar antes, lo daba por perdido pero por fortuna y para conmemorar esa triste pérdida lo publico hoy.

Obvio, el valor de este programa es el autógrafo que me dio el gran Alfredo Zitarrosa. No puede ser más importante. Lo recuerdo hoy y siempre. Y sí, escribió “José Carlo”.FYFDH01 FYFDH02 FYFDH03 FYFDH04

Lucifer y Billy Presentan: Lo mejor del rock en México

Esto debe ser por ahí de 1991, o 92. Llama la atención la presencia de Cecilia Toussaint quien por entonces se rifaba en toquínes tipo hoyo fonqui; ya se había superado la clandestinidad aunque todavía se improvisaban foros como el que aquí se anuncia.

El cartel lo completan otras bandas como Rebel’D Punk, Dama, de donde salió Charly Montana, Ultimátum y Luzbel, ésta última con el famoso “Greñas” y Arturo Huízar, la más grande banda de metal que nunca hubo en el país.

Este flyer se imprimió en hojas de cuaderno, se notan las rayas y es un diseño clásico que todavía se ve en algunos eventos.

Las tremendas aventuras de la Capitana Gazpacho

1999. Yo soy de esos espectadores a la antigua que se enamoran de una actriz y disfrutan su trabajo cada vez que hay oportunidad de verla. Me enamoro sin llegar al fanatismo, me enamoro de sus personajes respetando a la mujer que los interpreta. Así me pasa con la siempre hermosa Mónica Huarte. Era asiduo del Centro Cultural Helénico cuando sucedió este montaje del cual, recién me entero, se ha hecho una reposición hace poco tiempo. La obra de Gerardo Mancebo del Castillo Trejo reunía a un grupo actoral extraordinario. Incluso, actuaba el mismo Mancebo del Castillo quien poco después moriría.

El trabajo de Mónica Huarte es memorable; el despliegue de humor y su maravillosa presencia hacen de esta obra una de esas piezas que uno desearía ver más a menudo. Ya he mencionado en otro post que es una pena que Romina Garibay abandonara su trabajo de actriz pues es otro de los buenos personajes en la Capitana Gazpacho.

Quiero mencionar dos anécdotas: asistí a un estreno en el mismo CCH y llegó Mónica Huarte con su pareja. Se sentó a mi lado y le comenté, aprovechando la circunstancia, que había visto su trabajo en LTADLCG y ella se sonrió. Quizá vio cuánta emoción había en mi y su agradecimiento fue un beso en la mejilla, dulce y sincero. En otra ocasión y ya con algunas películas y muchas obras de teatro, se involucró en un proyecto teatral de cámara. El director había aceptado una participación en la Plaza Tolsá del Xcéntrico, sección alternativa del entonces Festival de México en el Centro Histórico. Programaron la obra al mediodía de un viernes; había muy poca gente pero la entrega de las actrices, y sobre todo, el compromiso de Mónica en el escenario, me hicieron comprender que no importa qué tipo de logros hay cuando se disfruta tanto lo que se hace dejando a un lado las adversidades cuando éstas se presentan.

Espero seguir disfrutando el trabajo de Mónica por mucho, mucho tiempo.

Estas imágenes pertenecen a un dossier que el Centro Cultural Helénico editaba para dar a conocer la programación mensual. El diseño es de Virginia de la Luz.

1a Muestra Internacional de Cine Querétaro

1985. Una selección de la 18a. Muestra que organiza cada año la Cineteca Nacional y que tarde, pero llegó a Querétaro que en esos años apenas contaba con dos teatros y una docena de salas para exhibir cine. Una de ellas, el Cinema 2000 fue sede de la Muestra por algunos años.

Las películas seleccionadas fueron: Los Motivos de Luz, Montenegro, Brasil de Terry Gilliam, Romanza Cruel, Lejanía, Carmen y La Rosa Púrpura del Cairo.